Anilingus: ¿de verdad es tan común esta práctica?

“Hay que ir con mucho cuidado a la hora de prácticar rimming (el acto de lamer el ano de tu chica, también conocido como beso negro), ya que puedes contraer hepatitis y otros parasitos intestinales; como la bactería E.Coli”, asegura el doctor Rullo, un reconocido sexólogo de la clínica Mayo, en Minnesota. “El rimming es mucho más seguro entre las parejas que llevan mucho tiempo juntas, en donde el riesgo de contagio es menor. En otras palabras, los protagonistas de Girls se arriesgaron mucho con esta práctica”.

Si aun así decides poner en práctica esta técnica con tu chica, deberías tomar antes algunas precauciones. “Usa un protector dental o coloca un condón cortado de manera longitudinal en el ano de tu pareja”, recomienda el doctor Rullo, quien también te sugiere que ambos estéis “vacunados contra la hepatitits. Dile también a tu chica que se limpie bien el ano con jabón antes de poneros manos a la obra”. Es la mejor manera de incorporar, de forma segura, esta técnica a tu repertorio sexual.