fantasias-femeninas-300x350

Muchos sexólogos recomiendan utilizar las fantasías sexuales para incentivar la vida sexual de la pareja. No son buenas ni malas, solo una alternativa más dentro de la sexualidad

 

Tener fantasías sexuales no significa que desees llevarlas a cabo, simplemente son una forma de aumentar el deseo. Un estudio de la Universidad de Vermont arrojó que el 80% de las mujeres fantasean durante la relación sexual y el 90% de las féminas utilizan las fantasías como una forma de excitarse durante la masturbación. Durante mucho tiempo las fantasías sexuales se han considerado algo vergonzoso, que produce gran sensación de culpa e incluso algunas mujeres piensan que es una enfermedad. ¡Error!

Verdades de las fantasías sexuales femeninas

A través del tiempo ha costado mucho trabajo que las mujeres asuman las fantasías sexuales como un elemento saludable dentro de su sexualidad. A muchas no les queda claro qué es exactamente una fantasía sexual y que no por el hecho de “fantasear” con algo deseas que se convierta en realidad.

Una fantasía sexual es la representación imaginaria de deseos conscientes e inconscientesSon imágenes, ideas o sentimientos que generan en la persona emociones y, en el plano sexual, excitación. El término fue acuñado por Freud y proviene del alemán “phantasie”. De acuerdo con el psicoanalista, las fantasías sexuales son representaciones no destinadas a ejecutarse.

Las fantasías sexuales son completamente normales, comienzan durante la pubertad y continúan durante toda la vida. Las mujeres fantasean al mismo nivel que los hombres. El éxito para que la fantasía consiga ser placentera se encuentra precisamente en la idealización que permite nuestra mente y que en la práctica sería muy difícil de concretar.

Beneficios para la salud

+ Las fantasías sexuales son muy recomendadas por los sexólogos para activar el deseo y experimentar mayor excitación.
+ Hay fantasías que pueden llevarse a cabo a manera de juegos sexuales (interpretación teatral), lo cual reaviva la actividad sexual.
+ No existen fantasías buenas o malas. Si una fantasía sexual, o cualquier otra actividad, se convierte en algo obsesivo compulsivo podría afectar la vida del individuo. Es ahí donde se debe acudir con el experto para solucionar el problema.

Top ten de fantasías sexuales femeninas

De acuerdo con escritora británica Emily Dubberly , en el libro Garden of Desires (Jardín de los deseos), las fantasías eróticas femeninas se centran en fantasías de sumisión, dominantes, exhibicionistas o voreuristas, sexo grupal y fantasías de pareja. Veamos las 10 fantasías más recurrentes:

1 Ceder el poder a un hombre dominante

Ya sea a través de contratos formalizados (como en el libro 50 sombras de Grey) o por acuerdo verbal, pero se trata de asumir el papel de sumisa. La mujer accede a recibir órdenes e incluso experimentar el placer a través del dolor físico. Es meramente sexual, una mujer que disfruta ceder el control en la intimidad, difícilmente está dispuesta a aceptar la situación en la vida real.

2 Violaciones

Es una de las fantasías más comunes, pero la menos confesable. Un estudio llamado Women?s Erotic Rape Fantasies indicó que el 62% de las mujeres han tenido esta fantasía. En la imaginación se visualiza a un hombre guapo y desconocido que no puede controlar su deseo. En la fantasía ella es irresistible y quiere ser objeto de admiración erótica y necesidad sexual.Sin embargo, ojo, tener una fantasía de este tipo dista mucho de que las mujeres deseen en realidad ser violentadas. La mujer se erotiza al pensar que su belleza puede hacer perder el control del hombre, pero no desean estar en verdadero peligro y ser lastimadas, eso no forma parte de la fantasía.

3 La dominatrix

La mujer fantasea con tener el control de un esclavo erótico que satisface todas susnecesidades sexuales. No necesariamente incluye dolor o maltrato físico, puede centrarse solo en que la mujer sea la principal receptora de placer.

4 La exhibicionista

Se trata de ser vista mientras se tienen relaciones sexuales. La fantasía más común entre las mujeres en este rubro es tener un encuentro sexual en un club nocturno lleno de gente, ya sea con un stripper o algún mesero apuesto. En este rubro se encuentran también la fantasías de ser grabadas.

5 La vouyerista

La fantasía de ver que otros tienen relaciones sexuales desde un lugar oculto es otra fantasía recurrente. También es frecuente imaginar en participar en actos sexuales mientras los vecinos observan.
No te pierdas: Fantasías sexuales

6 Sexo en grupo

La idea de ser “muy estimulada” es otra de las fantasías que más tienen las mujeres. En la imaginación el placer se experimenta en distintas partes del cuerpo al mismo tiempo. Otra forma de excitación es pensar en la posibilidad de tener sexo con hombres y mujeres a la vez.

7 Fantasías lésbicas

Tener relaciones sexuales con personas del mismo sexo es también común y esto no significa necesariamente que es bisexual, simplemente es la curiosidad a lo desconocido.  Esa curiosidad en la vida real puede no despertar ningún interés ni entusiasmo.

8 Sexo con desconocidos o personajes famosos

Tener sexo con un desconocido o, en el otro extremo, con un personaje famoso forma parte también del imaginario sexual femenino. Lo más excitante de este tipo de fantasías es elencuentro erótico inesperado, fugaz, sin compromiso. Que simplemente el personaje en cuestión la posea y luego desaparezca.

9  Recuerdo de encuentros pasados

Soñar un reencuentro lleno de pasión y desenfreno con un amor pasado es también habitual. El desenfreno que produce revivir una situación apasionada con un ex o amigo es una de las experiencias que la mujer más recrea en la mente. Obviamente esto no significa que desee regresar con el ex, simplemente es una forma de erotizarse.

10 Fantasías con la pareja

Aunque parezca que no, la fantasía más común es tener sexo con la pareja. El afrodisiaco más potente es el amor, por lo que con frecuencia la mente llena sus fantasías de esa persona particular.

Entiende y acepta tus fantasías

Las fantasías sexuales ofrecen una manera única e individual de mejorar el placer propio.Aceptar tus fantasías permite liberarte de culpa. Imaginar algo no significa que quieres llevarlo a cabo, simplemente es una manera más de estimular la libido. La única persona que necesita aceptar sus fantasías eres tú, no tienes que compartirlas con nadie, guárdalas para ti, vive tu sexualidad de forma plena, responsable y feliz.