Baño caliente
Recibir a tu pareja con el baño dispuesto para una ducha sexy, con velas y aromas, algunos pétalos de rosas por allí y alguna bebida que enaltezca los sentidos puede ser altamente estimulante para el amor. ¿Por qué no en lugar de salir, mejor quedarse a disfrutar la ducha… sí, la ducha? Gratis, en casa, sin desplazarse a ningún sitio y sin hacer fila.

Masajes con aceites:
Ya lo he mencionado otras veces, pero no dejo de repetirlo, pues en verdad es un regalo espectacular: para aumentar la libido propia y la del amante, para saber cuáles son las zonas erógenas de cada uno, para comenzar el sexo con un preámbulo de caricias… Dos que luchan cuerpo a cuerpo envueltos en aceite es fenomenal.

Viaje sexual:
A veces la monotonía o la rutina de casa puede hacer que la magia se desvanezca poco a poco. Por ello, viajar y salir al menos al pueblo o la ciudad de al lado hace que las cosas cambien también. Probar una cama diferente, sitios distintos y exóticos al aire libre para hacer el amor puede hacer que el estrés citadino desaparezca y en su lugar llegue el sexo apasionado.

Cómprale su lencería:
¿Qué tal comprarle lencería para usar para ti? Intenta comprar algo que ella jamás llevaría a casa, atrévete a retarla y a obsequiarle lo que te gustaría ver sólo para ti. Además de que puede ser un regalo sexy, es un doble mensaje el que va en él.

Sé perverso por un día:
Se trata aquí de que cada uno pueda expresar sus “perversiones” sexuales, por definir de alguna manera a las fantasías. De lo que se trata, antes que nada, es de no asustarse ni hacer prejuicios del pasado o presente de ambos.

Comer en el cuerpo:
El día de San Valentín está bien salir a cenar, es romántico y al final terminará en una buena sesión sexual sensual. ¿Pero qué tal cenar sobre el cuerpo del otro? ¿Qué tal preparar algunos bocadillos que puedan ser comidos sobre la piel de nuestra pareja? Para pasar al siguiente punto no hay más que terminar de cenar… sin desplazarse hacia ningún otro sitio.

Juegos sexys:
¿Ya probaron a jugar algunos juegos? En Fantasias Madrid hoy en día hay anaqueles enteros donde se pueden encontrar juegos de mesa para parejas. ¿Por qué no ofrecer un par de ellos para jugar de manera sensual? También pueden crearlos ustedes mismos, de acuerdo con sus deseos. La imaginación no tiene límites.